martes, 31 de mayo de 2011

Mes del Sagrado Corazón de Jesús


En este mes de junio, en que vivimos con especial intensidad la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, recordamos las promesas que nos hizo a través de Santa Margarita María de Alacoque.  Para conocer detalles sobre la historia de esta devoción, invitamos a visitar la pestaña de la Devoción al Sagrado Corazón de este mismo blog.  Para irnos preparando este año para la celebración de la Fiesta (próximo 1 de julio) vamos a repasar las promesas.
Promesas del Sagrado Corazón a quienes vivan su espiritualidad
1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado.

2. Pondré paz en sus familias.

3. Les consolaré en  todas sus aflicciones.

4. Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte.

5. Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.

6. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.

7. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente, el Océano infinito de la misericordia.

8. Las almas tibias se volverán fervorosas.

9. Las almas fervorosas se elevarán a gran perfección.

10. Daré a los sacerdotes el talento de mover los corazones más empedernidos.

11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, y jamás será borrado de El.

12. Les prometo en el exceso de mi misericordia, que mi amor todopoderoso concederá a todos aquellos que comulgaren por nueve primeros viernes consecutivos, la gracia de la perseverancia final; no morirán sin mi gracia, ni sin la recepción de los santos sacramentos. Mi Corazón será su seguro refugio en aquel momento supremo.
     Las condiciones para ganar esta gracia son tres:
1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción.
2. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.
3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.
Un comentario del padre Jorge Loring S.J., en su libro Para Salvarte, sobre esta última promesa:
"Hay que tener en cuenta que la promesa del Corazón de Jesús sólo sirve para los que quieran salvarse; pues esta promesa no aniquila nuestra libertad.
Quien se empeñe en ir por el camino del infierno, y no quiera rectificar, se condenará aunque haya hecho los Primeros Viernes.
Pero a quien los ha hecho bien, y tiene voluntad de ir por el camino de salvación, aunque tenga caídas por fragilidad, hay muy sólidos fundamentos para creer que Dios se encargará de protegerle con una Providencia especial para que muera en estado de gracia."
Podemos llenos de esperanza cantar este hermoso canto de Cristobal Fones,S.J. :
 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada