lunes, 5 de julio de 2010

El Corazón de Jesús: amor de Dios


Tuvimos todo un mes para vivir, recordar, profundizar nuestra vocación, nuestro llamado a dejarnos amar.  Quisiera compartir varias cosas, para continuar en la meditación del amor.

Una lectura, una canción y una historia.  Todo nos invita a escuchar la voz de un Dios enamorado de nuestra alma.  ¡Gracias Padre, Gracias Jesús, Gracias Espíritu Santo!

"DÉJATE AMAR" - Sor Isabel de la Trinidad

"El Señor la ama enormemente".  La ama con aquel amor de predilección que el Maestro tuvo aquí en la tierra a algunas personas y que las llevó tan alto.  él no le dice como a Pedro: "¿Me amas más que éstos?".  Madre, escuche lo que a usted le dice: "¡Déjate amar más que éstos!".  Es decir, sin temer que algún obstáculo pueda ser obstáculo para ello, pues yo soy libre de derramar mi amor sobre quien me plazca.

"Déjate amar más que éstos": ésta es tu vocación.  Siendo fiel a ella, me harás feliz, pues así ensalzarás el poder de mi amor.  Y ese amor podrá rehacer lo que tú hayas deshecho.  "Déjate amar más que éstos"...

...Madre, déjese amar más que los demás.  Eso lo explica todo y evita que el alma se asombre...
Madre, "déjese amar más que éstos".  Así quiere su Maestro que usted sea alabanza de gloria.  Él se alegra de poder construir en usted, mediante Su amor, para Su gloria.  Y quiere hacerlo Él solo, aunque usted no haga nada para merecer esa gracia, a no ser lo que sabe hacer la criatura: obras de pecado y de miseria...  Él la ama así.  Él la ama "más que a éstos".  Él lo hará todo en usted y llegará hasta el final.  Pues cuando Él ama a un alma hasta ese punto y de esa manera, cuando la ama con una amor inmutable y creador, con un amor libre que todo lo transforma según su beneplácito, ¡entonces esa alma volará muy alto!


Una canción vocacional

Vocación al amor - Jesed:


La historia de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús - Hermanas de la Visitación:

Parte 1


Parte 2


Parte 3

Parte 4

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada