jueves, 10 de febrero de 2011

¿Qué puedo hacer yo?


Foto: Luca Baroncini, Italia


Nada.  Pero en manos de Jesús, en ofrenda al Padre, ¡lo puedo todo!

Muchas veces, nos desanimamos, nos detenemos, nos estancamos porque pensamos que no hacemos suficiente, no logramos todo lo que planeamos, no somos todo lo que queremos...   La tentación nos acecha y muchas veces se lleva la tan preciada paz del corazón.

¿Qué puedo hacer yo?  Seguir adelante.  Es simple.  Es duro.  Pero Él va con nosotros.  ¡Sonreír y confiar! ¡Amar en voz alta! ¡Vivir!  ¡hay que seguir!

Aquí una canción que nos puede animar y acompañar.




Oración de entrega a Dios (Foucauld)

Padre, me pongo en tus manos,
haz de mí lo que quieras,
sea lo que sea,
te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo,
con tal que tu voluntad se cumpla en mí,
y en todas tus criaturas,
no deseo nada más, Padre.

Y necesito darme,
ponerme en tus manos sin medida,
con una infinita confianza,
porque Tú eres mi Padre.

Amén.

Tomada de: Urrutia, JL. Nuevo Devocionario. Librería Espiritual, Ecuador. p. 389.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada