domingo, 31 de julio de 2011

Novena a la Virgen de los Ángeles, Patrona de Costa Rica (día 9)

En fila para recoger agua bendita de la fuente


Oraciones para todos los días

Acto de Contrición

Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, 
Creador y Redentor mío, por ser vos quien sois, 
y porque os amo sobre todas las cosas, 
me pesa de todo corazón haberos ofendido. 
Propongo enmendarme y confesarme a su tiempo 
y ofrezco cuanto hiciere en satisfacción de mis pecados,
y confío por vuestra bondad y misericordia infinita, 
que me perdonaréis y me daréis gracia para nunca más pecar. 
Así lo espero por intercesión de mi Madre, 
nuestra Señora la Virgen de los Ángeles. 
Amén. 


Acordaos

Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, 
que jamás se ha oído decir 
que ninguno de los que acuden a tu protección, 
implorado tu socorro y reclamado tu asistencia
haya sido abandonado. 
Con esta confianza en Ti corremos, 
oh Virgen de las vírgenes; 
y gimiendo bajo el peso de nuestros pecados, 
nos postramos a tus pies. 
Oh Madre del Verbo,
no desprecies nuestras súplicas,
antes bien escúchalas y acógelas benignamente. 
Amén. 


Oración

Oh Soberana Reina de los Ángeles, 
Madre amorosísima
que te dignaste escoger a nuestra amada Patria 
para que fuera el trono de tus misericordias,
te damos gracias por los innumerables beneficios recibidos
de tu intercesión poderosa
y te suplicamos 
que nos protejas en todos los momentos de nuestra vida,
sobre todo cuando nos aflijan las preocupaciones; 
a esa hora, Oh Virgen y Madre de Dios, 
haz valer tus prerrogativas de Reina y de Madre
ante la Santísima Trinidad;
socórrenos desde el cielo 
con amor de Madre y con esplendidez de Reina. 
Vela por nuestra amada patria, 
Oh Reina Soberana de los Ángeles
y sálvala por amor a Cristo, 
Nuestro Rey y Señor. 

AMEN.

Día 9

Oh Soberana Reina de los Ángeles, Madre amorosísima que te dignaste escoger a nuestra amada Patria para que fuera el trono de tus misericordias, te damos gracias por los innumerables beneficios recibidos de tu intercesión poderosa y te suplicamos que nos protejas en todos los momentos de nuestra vida, sobre todo cuando nos aflijan las preocupaciones; a esa hora, Oh Virgen y Madre de Dios, haz valer tus prerrogativas de Reina y de Madre ante la Santísima Trinidad; socórrenos desde el cielo con amor de Madre y con esplendidez de Reina. Vela por nuestra amada patria, Oh Reina Soberana de los Ángeles y sálvala por amor a Cristo, Nuestro Rey y Señor. AMEN.

Terminamos hoy Señor este peregrinaje ofreciéndote nuestros cansancios, sufrimientos y dolores para que otros, que realmente necesitan descanso y aliento, lo obtengan de tu misericordioso brazo. Llámanos a servirte y a defender la Iglesia Católica, tu Santa Esposa. Nos consagramos a tu amparo y protección y agradecemos el gran regalo que le hiciste a la humanidad: tu santa y venerable Madre, la Virgen María. Amén


Oración final para todos los días 

Oh Soberana Reina de los Ángeles, 
Madre amorosísima
que te dignaste escoger a nuestra amada Patria 
para que fuera el trono de tus misericordias,
te damos gracias por los innumerables beneficios recibidos
de tu intercesión poderosa
y te suplicamos 
que nos protejas en todos los momentos de nuestra vida,
sobre todo cuando nos aflijan las preocupaciones; 
a esa hora, Oh Virgen y Madre de Dios, 
haz valer tus prerrogativas de Reina y de Madre
ante la Santísima Trinidad;
socórrenos desde el cielo 
con amor de Madre y con esplendidez de Reina. 
Vela por nuestra amada patria, 
Oh Reina Soberana de los Ángeles
y sálvala por amor a Cristo, 
Nuestro Rey y Señor. 

AMEN.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada