jueves, 1 de marzo de 2012

Intenciones del Papa: Marzo 2012


Marzo 2012

General. (La contribución de la mujer). Para que en todo el mundo sea reconocida adecuadamente la contribución de la mujer al desarrollo de la sociedad. 

Misionera. (Cristianos perseguidos). Para que el Espíritu Santo conceda perseverancia a cuantos son discriminados, perseguidos y asesinados por el nombre de Cristo, particularmente en Asia.

Reflexión:

Intención general

Cada día percibimos nuevas amenazas contra la vida, especialmente en sus fases más vulnerables. Aunque la justicia exige que sean denunciadas como violación de los derechos humanos, también deben suscitar una respuesta positiva y concreta. El reconocimiento y el aprecio del plan de Dios para las mujeres en la transmisión de la vida y en la educación de los hijos es un paso constructivo en esa dirección. Además, dada la notable influencia de las mujeres en la sociedad, es necesario animarlas a aprovechar la oportunidad de defender la dignidad de la vida mediante su compromiso en la educación y su participación en la vida política y civil. En efecto, al haber sido dotadas por el Creador con una "capacidad única de acogida del otro", las mujeres desempeñan un papel crucial en la promoción de los derechos humanos, porque sin su voz se vería debilitado el tejido social (cf. Congregación para la doctrina de la fe, Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre la colaboración del hombre y la mujer en la Iglesia y en el mundo, n. 13). 

[…] 

Espero sinceramente que vuestros debates de los próximos dos días se traduzcan en iniciativas concretas para salvaguardar el papel indispensable de la familia en el desarrollo integral de la persona humana y de toda la sociedad. El genio de la mujer para movilizar y organizar, la dota de la habilidad y las motivaciones necesarias para desarrollar redes en continua expansión para el intercambio de experiencias y la generación de nuevas ideas. Los logros de la Alianza mundial de mujeres en favor de la vida y la familia, y de la Unión mundial de organizaciones femeninas católicas, son un magnífico ejemplo de esto, y animo a sus miembros a perseverar en su generoso servicio a la sociedad. Ojalá que el radio de vuestra influencia siga creciendo a nivel regional, nacional e internacional para la promoción de los derechos humanos basados en el sólido fundamento del matrimonio y la familia.

Comentario Pastoral

Vida familiar o carrera profesional, ¿es necesario elegir ?

Testimonio...

Nací en 1953, y fui educada juntamente con tres hermanos; ninguno de mis recuerdos de infancia me hacen pensar en las ocupaciones tradicionales de las niñas. ¿Será acaso esto lo que me hizo elegir, al terminar mis estudios en la escuela secundaria, una Escuela de ingeniería en Agronomía? Esas escuelas se acababan de abrir a candidatas femeninas. De nuevo me encontré en un universo esencialmente masculino. 

Me casé y a mi vez fui madre de tres hijas. Esta vez se transformó el equilibrio y en la casa nosotras las mujeres éramos mayoría. A su vez ellas se hicieron mujeres, esposas o compañeras y madres. Y su manera de vivir esta triple vocación es bastante diferente de la mía. En treinta años, la idea, la manera de pensar el papel de la mujer y las maneras prácticas como lo realizan han cambiado bastante. Por ejemplo ¿cómo unir la vida de familia y la carrera profesional? Por mi parte, al regresar de un largo tiempo de cooperación en África, con tres niñas pequeñas, elegí no retomar la actividad profesional para estar más disponible y administrar tranquilamente los asuntos domésticos. 

Mis tres hijas, treinta años más tarde, tienen un empleo que desean conservar. Como la mayor parte de las mujeres francesas, ellas podrán, sin duda, unir su actividad profesional y atender al mismo tiempo a dos o tres hijos! Gracias a los permisos o licencia para los padres, a las treinta y cinco horas de trabajo a la semana, a los subsidios familiares y a la buena acogida de los niños pequeños en la guardería infantil y en las escuelas, ellas han podido organizar su vida de una manera impensable hace algunos años, particularmente cuando los lugares de trabajo no son los mismos para ambos padres. Las condiciones para lograr esto con éxito: sus cónyuges respectivos han aceptado que no siempre su propio proyecto profesional tenga la prioridad, y ambos participan en las tareas domésticas y del cuidado de los niños. 

Oremos pues este mes con el Santo Padre para que, en todas partes del mundo, las mujeres puedan aportar su contribución a la sociedad en general. Oremos de manera particular por las mujeres que viven en países o culturas en los cuales su capacidad es poco valorada y sus derecho fundamentales mal respetados. 

Claire Ranquet del Equipo Apostolado de la Oración – Francia



PRIMER VIERNES

Viernes 2 de marzo de 2012

Textos Bíblicos para la celebración

Lc 1, 26-38 Anunciación: el rol de María en la obra de salvación
Jn 8, 1-11 La mujer dignificada
Mc 10, 1-11 Prohibicio´n del divorcio, fortalece los derechos de la mujer



Intención Misional

Al comienzo de un nuevo año deseo hacer llegar a todos mi felicitación; es un deseo de serenidad y de prosperidad, pero sobre todo de paz. El año que termina también ha estado marcado lamentablemente por persecuciones, discriminaciones, por terribles actos de violencia y de intolerancia religiosa. 

Pienso de modo particular en la querida tierra de Irak, que en su camino hacia la deseada estabilidad y reconciliación sigue siendo escenario de violencias y atentados. Vienen a la memoria los recientes sufrimientos de la comunidad cristiana, y de modo especial el vil ataque contra la catedral sirio-católica Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, de Bagdad, en la que el 31 de octubre pasado fueron asesinados dos sacerdotes y más de cincuenta fieles, mientras estaban reunidos para la celebración de la Santa Misa. En los días siguientes se han sucedido otros ataques, también a casas privadas, provocando miedo en la comunidad cristiana y el deseo en muchos de sus miembros de emigrar para encontrar mejores condiciones de vida. Deseo manifestarles mi cercanía, así como la de toda la Iglesia, y que se ha expresado de una manera concreta en la reciente Asamblea Especial para Medio Oriente del Sínodo de los Obispos. 

A los cristianos en Oriente Medio se pueden aplicar las palabras del Señor Jesús: «No temas, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el Reino» (Lc 12, 32). En efecto, aunque su número es escaso, son portadores de la buena nueva del amor de Dios por el hombre, amor que se reveló precisamente en Tierra Santa en la persona de Jesucristo. Esta Palabra de salvación, reforzada con la gracia de los sacramentos, resuena con particular eficacia en los lugares en los que, por designio de Dios, se escribió, y es la única Palabra capaz de romper el círculo vicioso de la venganza, del odio y de la violencia. De un corazón purificado, en paz con Dios y con el prójimo, pueden nacer propósitos e iniciativas de paz a nivel local, nacional e internacional. A esta obra, a cuya realización está llamada toda la comunidad internacional, los cristianos, ciudadanos de pleno derecho, pueden y deben dar su contribución con el espíritu de las bienaventuranzas, convirtiéndose así en constructores de paz y en apóstoles de reconciliación para el bien de toda la sociedad. 

[...] 

Queridos hermanos y hermanas de Oriente Medio, que la experiencia de estos días os asegure que no estáis nunca solos, que os acompañan siempre la Santa Sede y toda la Iglesia, la cual, nacida en Jerusalén, se extendió por Oriente Medio y después por el mundo entero.

Ofrecimiento Diario

Sagrado Corazón de Jesús
Por el Corazón Inmaculado de María
me consagro a tu Corazón
y me ofrezco contigo al Padre
en tu santo sacrificio del altar,
con mi oración y mi trabajo,
sufrimientos y alegrías de hoy,
en reparación de nuestros pecados
y para que venga a nosotros tu Reino.

Te pido en especial por el Papa y sus intenciones
por nuestro Obispo y sus intenciones
por nuestro Párroco y sus intenciones

Amén.


SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS EN VOS CONFÍO

Director: Pbro. José Ángel Durán Guzmán
Correo Electrónico AO - Tibás: aotibas@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada