miércoles, 1 de febrero de 2012

Intenciones del Papa: Febrero 2012



Febrero 2012

General. (Acceso al agua). Para que todos los pueblos tengan pleno acceso al agua y a los recursos necesarios para su sustento cotidiano.

Misionera. (Trabajadores de la salud). Para que el Señor sostenga el esfuerzo de los trabajadores de la salud en su servicio a los enfermos y ancianos de las regiones más pobres.

Reflexión:

Intención General

[…]

En el contexto de la Década 2005/ 2015, que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado ―Década Internacional de Acción: Agua para la vida‖, el tema de este año: Hacer frente a la escasez del agua, nos da la oportunidad de pensar en la importancia del agua como fuente de vida, cuya disponibilidad es esencial para los ciclos vitales de la tierra y fundamental para una existencia completamente humana.

Todos somos conscientes de la dificultad de lograr, a nivel mundial, la meta fijada por la comunidad internacional para el año 2015 de reducir a la mitad el número de personas que no tienen acceso a agua limpia y a los servicios higiénicos básicos, entre otras cosas, por medio del desarrollo, de planes integrados de gestión y de un uso eficaz de los recursos del agua.

Además, las inversiones apropiadas en el sector del agua y de los servicios higiénicos representan un mecanismo significativo para acelerar el crecimiento económico y el desarrollo sostenible, para mejorar la salud y la higiene humanas, para erradicar la pobreza y para combatir en contra de la degradación del ambiente.  El agua, bien común de la familia humana, constituye un elemento esencial para la vida; la gestión de este precioso recurso debe permitir que todos tengan acceso a él, especialmente aquellos que viven en condiciones de pobreza, y debe garantizar que el planeta pueda vivir para la presente y para las futuras generaciones.

Estos son aspectos que no sólo piden la responsabilidad de los jefes de gobierno y de los políticos, sino que desafían a todo individuo.  Todos estamos llamados a renovar nuestro estilo de vida por medio de un esfuerzo educativo que pueda volver a dar a este bien común de la humanidad el valor y respeto que debe tener en nuestra sociedad.

Comentario Pastoral

Alabado seas, mi Señor, por medio de la Hermana Agua;
es tan útil, y humilde, y preciosa, y casta.                                   (San Francisco de Asís: Cántico del Sol)

En el año 2010, la Organización de las Naciones Unidas declaró que el agua potable segura y limpia y las instalaciones sanitarias eran un derecho humano, ―esencial para disfrutar plenamente de la vida y de todos los otros derechos humanos".  Sin agua, ningún ser humano puede sobrevivir más de unos pocos días. La falta de acceso al agua causa anualmente la muerte a más niños que el SIDA, la malaria y el sarampión juntos, mientras que la falta de instalación sanitaria afecta al 40 por ciento de la población mundial.

En principio, un sencillo cambio de actitud puede motivarnos a economizar el agua cada día: ser reverentes y apreciar el agua, recordando que es un don de Dios, y no debe desperdiciarse. En la casa podemos mostrar esta reverencia cada vez cerrando el grifo mientras nos lavamos los dientes, tomando una ducha en vez de un baño de tina, cuando reparamos un grifo que gotea, o cuando tenemos una comida vegetariana en lugar de comer carne. Fuera de casa, podemos ser sensibles a la cuestión del agua embotellada, en lugares donde el agua del grifo no es segura para beber, comprar de los negocios locales en lugar de las compañías multinacionales. Podemos participar en campañas locales o nacionales en contra de la privatización del agua. Este año, se nos invita a rogar por el éxito del 5º Foro Mundial del Agua que tendrá lugar del 12 al 17 de marzo 2012 en Marsella, Francia (http://www.worldwaterforum.org/), y organizar una reunión de oración para la Jornada Mundial del Agua el 22 de marzo 2012.

PRIMER VIERNES

Viernes 3 de febrero de 2012

Textos bíblicos para la celebración

Ez 47, 1-12 la visión del agua que brata del templo
Jn 4, 7-14 el agua viva ofrecida a la Samaritana
Jn 7, 37-39 la promesa del agua viva




Intención Misional

Expreso mi agradecimiento a todos aquellos que trabajan, en los distintos sectores de la pastoral de la salud, para vivir la diaconía de la caridad, que es central en la misión de la Iglesia. […]

El tema que habéis elegido este año «Caritas in veritate. Para un cuidado de la salud equitativo y humano» reviste un interés especial para la comunidad cristiana, en la que es central el cuidado del hombre en cuanto ser, de su dignidad trascendente y de sus derechos inalienables. La salud es un bien precioso para la persona y para la colectividad que hay que promover, conservar y tutelar, dedicando los medios, recursos y energías necesarios a fin de que puedan gozar de él un mayor número de personas. Lamentablemente, todavía hoy sigue existiendo el problema de numerosas poblaciones del mundo que no tienen acceso a los recursos indispensables para satisfacer las necesidades fundamentales, particularmente en lo que se refiere a la salud. Es preciso actuar con mayor empeño a todos los niveles a fin de que el derecho a la salud sea efectivo, favoreciendo el acceso a la atención sanitaria básica. En nuestra época asistimos, por una parte, a una atención a la salud que corre el riesgo de transformarse en consumismo farmacológico, médico y quirúrgico, convirtiéndose casi en un culto del cuerpo y, por otra, a las dificultades de millones de personas para acceder a condiciones de subsistencia mínimas y a medicamentos indispensables para curarse. 

En muchas regiones de nuestro planeta, las crisis política, económica, social y sanitaria no permiten una inversión en campo sanitario y los trabajadores de la salud se ven privados de todo respaldo a cualquier nivel y sometidos a un estrés y una inseguridad cada vez mayores.

Efectivamente, las enfermedades ligadas a la pobreza (SIDA, Tuberculosis, Malaria…) están devastando numerosas poblaciones sin recursos y las crisis sanitarias aumentan rápidas e imprevistas causadas por epidemias, catástrofes naturales, conflictos… Las tareas y funciones requeridas a los trabajadores de la salud en estas circunstancias tan adversas son sumamente arduas ¡Que el Señor bendiga y sostenga sus esfuerzos!!

Ofrecimiento Diario

Sagrado Corazón de Jesús
Por el Corazón Inmaculado de María
me consagro a tu Corazón
y me ofrezco contigo al Padre
en tu santo sacrificio del altar,
con mi oración y mi trabajo,
sufrimientos y alegrías de hoy,
en reparación de nuestros pecados
y para que venga a nosotros tu Reino.

Te pido en especial por el Papa y sus intenciones
por nuestro Obispo y sus intenciones
por nuestro Párroco y sus intenciones

Amén.


SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS EN VOS CONFÍO

Director: Pbro. José Ángel Durán Guzmán
Correo Electrónico AO - Tibás: aotibas@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada