viernes, 6 de noviembre de 2009

El Apostolado de la Oración


¿Qué es el Apostolado de la Oración?

Todos los fieles, por el bautismo, participamos del "oficio" sacerdotal, regio y profético de Cristo, y estamos destinados por el mismo Señor a ejercitar la actividad apostólica, según la propia vocación de cada uno.

Dentro de esa vocación universal al apostolado, el Apostolado de la Oración es una asociación de fieles que, por medio del Ofrecimiento Diario de nosotros mismos, nos unimos al Sacrificio Eucarístico donde renovamos continuamente la obra de nuestra Redención, y de este modo cooperamos a la salvación de todo el mundo por medio de una unión vital con Cristo, de la que depende toda la fecundidad del apostolado.

Estatutos AO #4, 5

¿Qué hacen los socios del Apostolado de la Oración?

Para ejercitar la vocación apostólica, el Apostolado de la Oración nos ofrece a los fieles un programa de espiritualidad apostólica. El centro es el Sacrificio Eucarístico, y consta de cinco elementos:

1. Misa y Ofrenda Diaria

El Sacrificio Eucarístico es la fuente y meta de toda evangelización, de donde proviene la eficacia de toda actividad de la Iglesia. Es necesario que el Misterio Eucarístico nos penetre y moldee a todos y nos conduzca a una participación consciente y vital de este Misterio.

Por eso el AO nos insiste en el ofrecimiento diario, por medio del que uno mismo se ofrece a Dios, por Cristo, con todas las oraciones, obras, trabajos, penas y alegrías, por las necesidades de la Iglesia y la salvación de todo el mundo.

Como Jesús insitituyó el Sacrificio Eucarístico a modo de banquete, los miembros del AO, siguiendo las huellas del Vaticano II, no sólo tomamos parte en la celebración Eucarística con frecuencia, incluso diariamente, si es posible y en ella recibimos el Cuerpo del Señor, que es sacramento de piedad, signo de unidad y vínculo de caridad.

2. Culto al Sagrado Corazón

Cristo movido por el amor no sólo dio su vida por nosotros (1 Jn 3, 16), sino que nos incorpora a los misterios de su vida y nos hace "pueblo escogido y real sacerdocio" (1 Pe 2,9). Es necesario, que le correspondamos con nuestro amor. Como la Iglesia nos enseña a ver expresado especialmente este amor en el Corazón de Cristo y nos invita a cultivar este amor, simbolizado en su Corazón, como manantial de salvación y misericordia, el Apostolado de la Oración se esfuerza con todo empeño en que los socios nos familiaricemos con la espiritualidad y práctica del culto al Sagrado Corazón. Nos consagramos a Él, en respuesta al Amor del Señor, y le ofrecemos reparación por nuestros pecados y los de todo el mundo, y practicamos y fomentamos las diversas formas de este culto, aprobadas por la Iglesia.

3. Devoción a la Santísima Virgen

Los socios del AO veneramos con amor filial a la Santísima Virgen María.  Por eso hacemos su ofrecimiento a Dios por medio de ella, como Medianera nuestra que es ante su Hijo.  Le ofrecemos diariamente el Rosario, o, al menos un misterio, encomendando a su Corazón maternal con todo fervor las necesidades de la Iglesia.  Además fomentamos el culto litúrgico a la Santísima Virgen, conscientes de que, no sólo no impide la Madre la unión de todos los fieles con Cristo, sino que la fomenta con su protección maternal.

4. Sentir con la Iglesia

Para que la Iglesia pueda cumplir su misión de unir a todos los hombres con Cristo y entre sí, y realizar la edificación de su Cuerpo místico por el Sacrificio eucarístico, es necesario que todos los socios fomentemos en nosotros y en los demás el deseo de sentir con la Iglesia universal y participemos en todas sus solicitudes.  Para esto, hacemos nuestro ofrecimiento diario por las Intenciones que el Sumo Pontífice propone cada mes por medio del Apostolado de la Oración.  Oramos también las intenciones de nuestro Obispo y nuestro Párroco.

5. Frecuencia en la oración

Los socios del AO somos conscientes de los signos de los tiempos, lo que nos urge a orar incesante y fervientemente para que, quebrantado el poder del Maligno, el mundo, liberado por Cristo crucificado y glorioso, sea transformado según los designios de Dios y llegue a su consumación.  Así, los socios apreciamos lo que se refiere al fomento de la práctica de orar.  Estimamos, la asidua lectura y meditación de la Sagrada Escritura; cultivamos la oración mental y las diversas formas de oración vocal, según libre elección, y procuramos fomentar en nosotros y en los demás los Retiros y Ejercicios Espirituales, que son una escuela excelente de oración y unión con Dios en acción.

¿Cómo se asocia uno al AO?

Para pertenecer al AO es necesario inscribirse ante el Director Local o su Delegado.  En Tibás tenemos la bendición de reunirnos todos los cuartos domingos de mes a la 1:30 p.m. en la casa del Director Arquidiocesano del Apostolado de la Oración, Pbro. Jose Angel Durán, frente a la Biblioteca Pública de Tibás, 1 Km al oeste del Mas x Menos.  Tel. 2297-0711


¿Cómo puedo obtener las hojitas con las intenciones mensuales del Papa?

Si usted está interesado en recibir mensualmente la hojita que contiene las meditaciones con las intenciones del Papa de cada mes del año, puede averigüar en su parroquia quién las distribuye.  Si nadie las distribuye y usted quisiera prestar ese servicio, puede venir a recogerlas a la casa del Director Arquidiocesano en las reuniones mensuales.  Las hojitas se distribuyen gratuitamente, pero es importante dar a conocer que se reciben contribuciones para el sostenimiento de la obra.  También usted puede recoger su hojita en Radio María, 75 al sur de la Escuela Pilar en Goicoechea.


Bookmark and Share

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada