miércoles, 8 de diciembre de 2010

¿Quién causa tanta alegría? la Concepción de María


En medio del Adviento, hay un par de pausas muy cercanas para alegrarse por y con la Virgen María.  Una de ellas es la fiesta de la Inmaculada Concepción.  El dogma establece que ella fue concebida sin mancha de pecado.  

Hay que decir que además de ser una fiesta de la Santísima Virgen, la fiesta de la Inmaculada Concepción de María tiene un par de aspectos más que resaltar:

1.  Los miembros del AO obtienen indulgencia plenaria cumpliendo las condiciones acostumbradas (confesión, comunión, y oración por las intenciones del Papa, emitiendo o renovando al menos privadamente, la promesa de guardar fielmente los Estatutos del AO).

2.  Es la patrona de Nicaragua.  Por la importante población nicaragüense en nuestro país, se ha venido inculturando la celebración tradicional de "la gritería" en honor a la "Purísima" en Costa Rica.  Lo cual me parece algo muy bonito de adoptar, y aprender.  

Aquí una cita del Padre Jorge Loring, sobre el tema de la Inmaculada:
La Santísima Virgen es la mujer más grande que ha existido en el mundo María Santísima es la criatura más excelsa que ha salido de las manos de Dios.
Debemos acudir a la Santísima Virgen en todas nuestras penas y tentaciones. Ella lo puede todo, pues Dios todo se lo concede, porque es la Madre de Cristo, y porque nunca tuvo pecado, ni siquiera el original.
Por eso San Lucas la llama «llena de gracia»291.
El hecho de que María Santísima haya sido preservada del pecado original desde el primer instante de su concepción, en el seno de su madre Santa Ana, es lo que queremos expresar al decir la Inmaculada Concepción.
El pueblo español veneraba a la Inmaculada Concepción muchos años antes de ser definida. El mismo Murillo pintó sus treinta cuadros de la Virgen Inmaculada, trescientos años antes de la definición dogmática.
El dogma de la Concepción Inmaculada de María fue definido, el 8 de diciembre de 1854, por el Papa Pío IX.
La redención de María fue preventiva en atención a que iba a ser Madre de Dios.
Dios pudo haber hecho que Jesucristo apareciese en el mundo en edad adulta, pero no quiso. Se lo entregó a María. Lo puso en sus manos.
Dios ha querido servirse de ella en la encarnación, en la redención y en la salvación de todos los hombres.
Cristo nos lleva al Padre: «Nadie va al Padre sino por Mí»292.
Cristo es el mediador con el Padre293. Él es mediador principal, porque nos ha redimido por sus propios méritos. Sin dependencia de otra persona. María es el camino para llegar a Cristo. En Belén lo presentó a pastores y reyes, en Caná es intercesora, al pie de la cruz es corredentora, y en el cenáculo ora por todos.
María es la mediadora secundaria, subordinada a Cristo. Es mediadora porque intercede por nosotros. El Concilio Vaticano II dice de María que «su múltiple intercesión nos obtiene los dones de la salvación eterna»294.
7 de Diciembre de 2010
P. Jorge Loring, S.J. Para salvarte
 
Un detalle actual: interesante celebrar una concepción, en un momento en que hay cabezas que dudan sobre el momento en que un ser humano inicia su vida. ¡Es una fiesta pro vida!
 
También quisiera recomendar el sitio Mariología.org donde se puede encontrar una extensa bibliografía sobre temas marianos y el tema de la Inmaculada Concepción: Dogma de la Inmaculada Concepción
 
Y bueno, para cerrar, una canción del cantautor católico costarricense Juan Nolan "Concepción de María".  (el video tiene una introducción en silencio e inicia por ahí del segundo 46).  La primera fotografía del video corresponde a la Parroquia de la Inmaculada en el centro de la provincia de Heredia, obra del s. XVIII.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada