miércoles, 14 de mayo de 2014

Mes de mayo con María, día 14



Letanías a la Virgen María

La palabra letanía, Las letanías son un tipo de oración cristiana, está formada por una serie de invocaciones cortas y ordenadas dirigida a Jesús, la Virgen o los Santos y que se puede hacer recitadas o cantadas.

¿Qué nos dice la Iglesia sobre las Letanías dirigidas a la Virgen María?  Lo encontramos en el Directorio sobre la piedad popular y la liturgia de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los sacramentos:

Las Letanías de la Virgen

203. Entre las formas de oración a la Virgen, recomendadas por el Magisterio, están las Letanías. Consisten en una prolongada serie de invocaciones dirigidas a la Virgen, que, al sucederse una a otra de manera uniforme, crean un flujo de oración caracterizado por una insistente alabanza-súplica. Las invocaciones, generalmente muy breves, constan de dos partes: la primera de alabanza ("Virgo Clemens"), la segunda de súplica ("ora pro nobis").

En los libros litúrgicos del Rito Romano hay dos formularios de letanías: Las Letanías lauretanas, por las que los Romanos Pontífices han mostrado siempre su estima; las Letanías para el rito de coronación de una imagen de la Virgen María, que en algunas ocasiones pueden constituir una alternativa válida al formulario lauretano.

No sería útil, desde el punto de vista pastoral, una proliferación de formularios de letanías; por otra parte, una limitación excesiva no tendría suficientemente en cuenta las riquezas de algunas Iglesias locales o familias religiosas. Por ello, la Congregación para el Culto Divino ha exhortado a "tomar en consideración otros formularios antiguos o nuevos en uso en las Iglesias locales o Institutos religiosos, que resulten notables por su solidez estructural y la belleza de sus invocaciones". Esta exhortación se refiere, evidentemente, a ámbitos locales o comunitarios bien precisos.

Como consecuencia de la prescripción del Papa León XIII de concluir, durante el mes de Octubre, la recitación del Rosario con el canto de las Letanías lauretanas, se creó en muchos fieles la convicción errónea de que las Letanías eran como una especie de apéndice del Rosario. En realidad, las Letanías son un acto de culto por sí mismas: pueden ser el elemento fundamental de un homenaje a la Virgen, pueden ser un canto procesional, formar parte de una celebración de la Palabra de Dios o de otras estructuras cultuales."

Esto aclara que las letanías no forman parte del Santo Rosario, sino que son en sí mismas una devoción independiente a la Santísima Virgen.

¡Una hermosa y alegre forma de realizarlas es cantando! En Costa Rica, es común que sean cantadas en los "Rosarios del Niño" realizados antes de quitar el portal, ya pasado el tiempo de Navidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada