miércoles, 21 de mayo de 2014

Mes de mayo con María, día 21


Siete dolores de la Virgen María

1. Oración inicial

Oh María, tú que has recorrido el camino de la cruz junto a tu Hijo quebrantada por el dolor en tu corazón de Madre, pero recordando siempre el fiat e íntimamente confiada en que Aquel, para quien nada es imposible, que cumpliría sus promesas, suplica por nosotros y por todos los hombres de las generaciones futuras, para que obtengamos la gracia del abandono en el amor de Dios.

Haced que en presencia del sufrimiento, del desprecio y de la prueba, por más que ésta sea prolongada y dura, nunca dudemos de ese amor.

A Jesús, tu Hijo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. Amén

2. Meditación de los dolores

Primer dolor
Las profecías de Simeón respecto a la Pasión de Cristo


Padre Nuestro, Ave María, Gloria
¡Consoladora de los Afligidos, rogad por nosotros!

Segundo dolor
La huída de la Sagrada Familia a Egipto

Padre Nuestro, Ave María, Gloria
¡Nuestra Señora del Destierro, rogad por nosotros!

Tercer dolor
La pérdida del Niño Jesús en el Templo, durante tres días

Padre Nuestro, Ave María, Gloria
¡Refugio de los pecadores, rogad por nosotros!

Cuarto dolor
María se encuentra con Jesús camino al Calvario

Padre Nuestro, Ave María, Gloria
¡Nuestra Señora de las Angustias, rogad por nosotros!

Quinto dolor
María, con el Corazón dilacerado, asiste a la Crucifixión y Muerte de su Divino Hijo

Padre Nuestro, Ave María, Gloria
¡Nuestra Señora del Calvario, rogad por nosotros!

Sexto dolor
María recibe en sus brazos el Cuerpo de Cristo, descendido de la Cruz

Padre Nuestro, Ave María, Gloria
¡Madre dolorosa, rogad por nosotros!

Séptimo dolor
María contempla el Cuerpo de su Hijo siendo depositado en el sepulcro

Padre Nuestro, Ave María, Gloria
¡Nuestra Señora de la Resurrección, rogad por nosotros!

3. Oración final

Madre de Sabiduría, concededme la gracia de comprender la inmensidad de vuestro sufrimiento y el de vuestro Hijo en la Pasión.  Así, Señora, podré comprender mejor los sufrimientos de mis hermanos, podré ver en ellos a Jesús, cargando su cruz y ser más solidario con el prójimo. Amén.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada